Yimulimuli y el dragón

y otros cuentos maravillosos de Senegal

PortadaYimulimu_castellano-2.jpg

Es de noche en la Baja Casamance, a la luz de la hoguera se oyen unas palabras en diola: «Voy a contar un cuentooooo». «Te escuchaaaaamos», responden a coro los que se reúnen en torno al fuego. Y comienzan a sonar historias que hablan de dragones, de serpientes pitón y baobabs, de sirenas. 

Este libro reúnen 7 cuentos maravillosos que hemos elegido a partir de un montón de cuentos narrados en la noche de Senegal en su lengua materna. 

Pero este libro es algo más que un libro, si quieres saber qué hay 

detrás de estos cuentos, sube y entra en nuestro proyecto Lee con África.

Os dejamos el cuento La hija sirena (pág. 37 de nuestro libro) contado por la familia Diatta en el idioma diola quata, en la ciudad de Boukout por Fina Hernández Gordillo. 

La hija sirena - Familia Diatta
00:00 / 00:00

Escrito por Ana C. Herreros

Ilustrado por Daniel Tornero

 

Colección: Serie Negra Mini

Tamaño: 16 x 24cm 

Páginas: 80 

Encuadernación: Rústica con solapas

Edición en castellano ISBN: 978.84.949242.7.9

Edición en francés ISBN: 978.84.945888.6.0

(Precio sin IVA 16,83€)

P.V.P. 17,50€  

PRENSA

Reseñas desde TeleElx y desde el periódico digital Voces de Cuenca

El apartado literario dentro de TeleElx dedica unas palabras al libro, donde es definido como "maravilloso", tanto por sus contenidos como por sus propósitos editoriales enfocados hacia unos muy necesarios valores humanos. La misma reseña es igualmente recogida por el diario digital Voces de Cuenca.

teleelx.jpg
voces cuenca.png
Ana Cristina Herreros

Ana C. Herreros

 

Nació en León y su abuela callaba cuentos. Así que pronto aprendió a escuchar el silencio y a querer a los que no tienen voz, a los que no cuentan.

Tanto que, años después y ya emigrante en Madrid, se puso a hacer una tesis doctoral sobre la literatura de los que ni escriben ni leen. Y así, investigando en la tradición oral, fue a dar en 1992 con la narración oral. Y empezó a contar, y desde hace más de veinte años no calla. Luego, la voz se le llenó de tinta y comenzó a escribir. La han traducido al catalán, al francés y al mexicano. Ha hecho sentarse a oír su conferencia a una princesa y 16 bebés de 6 meses prefirieron escuchar sus cuentos a tomarse el biberón. Ay, si su abuela levantara la cabeza...

Con Libros de las Malas Compañías ha publicado también los siguientes títulos: