top of page

ENTRETEJIDOS DE CUENTOS Y VOCES

20 de marzo, Día Mundial de la Narración Oral y del Cuento


Somos, indudablemente, seres entretejidos de historias; crecemos de palabras, nos construimos con ellas. En este proceso, la narración oral y el cuento toman, casi de forma inevitable, el lugar principal. Se mece a los bebés al runrún del sonido de las palabras que encajan en el movimiento de balanceo de una pierna a otra. Se calma de este modo su curiosidad por palpar el mundo o el llanto desasosegado por verse atrapado en ese paradero desconocido que es la cuna. Cuando ese bebé deja de serlo, ya ha aprendido a alimentarse de ficciones, y nos encontramos a una niña o un niño que, consciente del poder de emitir su propia voz, reclama fervientemente desde su cama un cuento antes de dormir. Habrá desarrollado para entonces su propio juicio crítico: “Pero cuéntame algo nuevo, que este ya me lo sé...”, “Si eso no pasaba así...”, “Cuéntame el de los hermanos que se escapaban de casa...”, “Hoy quiero la versión buena, la de verdad...”. Puede que llegue a escuchar el final, puede que no (esto último más probable), pero da igual, porque ya ha hecho de las palabras su propia máquina de teletransporte. Y se hará grande mientras se cansa de oír a su abuela o abuelo una y otra vez la misma historia: “Pues cuando yo era joven...”; pensará “ya estamos...”, sin darse cuenta de que este es el entrenamiento que le está enseñando a narrar sus propias batallitas.


Por ello, el 20 de marzo se celebra el Día Mundial de la Narración Oral y del Cuento, porque nuestra forma de existir parte de la tradición oral, del contar, casi más bien del escuchar, relatos. Se trata de una celebración que tiene su origen en los narradores suecos que desde 1991 deciden emprender la tarea de ir contando cuentos por todo el país. En la línea de esta iniciativa, nosotras también nos reuniremos a través de Instagram, el domingo 20 a las 20 h., para compartir los cuentos que más nos gustan y escuchar todos aquellos que queráis contarnos. Las historias ya no se narran en torno al fuego, ni siquiera alrededor de una mesa camilla; en el mundo de la tecnología y las redes sociales, estas nos sirven como punto de encuentro, porque el lugar de reunión no es un sitio físico sino el tejido de palabras que nos une.


Teresa Martín Merchán


89 views0 comments

Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
bottom of page